Desde Granada con la cobertura de una entidad sectaria colombiana, captan a una menor en Pamplona.

  • Red de Prevención Sectaria REDUNE

 

Esta historia que editamos desde RedUNE, nos recuerda casi en su totalidad a la de Patricia Aguilar, joven alicantina que igualmente fue captada por las Redes Sociales y acabo esclavizada por Félix Steven Manrique Gómez en la selva peruana con otras mujeres.

http://www.redune-prevencionsectaria.org/2018/07/la-joven-espanola-patricia-aguilar-liberada-de-la-secta-del-principe-gurdjieff-en-peru.html

Desde RedUNE no entramos en valorar la convivencia entre esta menor de Pamplona y su familia. Sin embargo nos parece MUY GRAVE que desde las instituciones navarras que tienen que tutelar los derechos  de la menor, no actúen previniendo la derivada sectaria que da cuerpo a una supuesta adopción de la menor por parte de una familia residente en Granada y con estrecha relaciones con un supuesto abogado de derecho internacional, que utiliza como señuelo al igual que el caso Aguilar, la de una asociación Inicio (mardeorofgnnat.com)

Según documentos que se acredita así mismo Enrique Facundo  en una vorágine de autentico delirio y fanatismo, sólo basta comprobar estos documentos que adjuntamos para que cualquier persona o profesional del derecho, psicología y psiquiatría dictamine.

La familia cuenta con todo nuestro respaldo asociativo y jurídico.

RedUNE urge a las instituciones pertinentes desde los derechos de la menor, como así son contemplados  en la Declaración de Derechos de la Infancia, a que se tenga en consideración por parte de las instituciones protectoras del menor, dependientes del Gobierno Foral de Navarra, el peligro latente de que la menor siga en comunicación en Redes Sociales con sus supuestos captores.

Estas situaciones anteriormente las hemos vivido como asociación en otros casos. Tanto desde Latinoamérica hacia España, como a la inversa. Y en otros casos entre países limítrofes y comunidades autónomas. Estos grupos o personas son conocedoras de nuestras leyes, al mantener sus comunicaciones con menores hasta el cumplimiento de su mayoría de edad.

En ese momento como así aconteció en el caso de Patricia Aguilar, la justicia española se inhibe de responsabilidades. Y la delincuencia tiene todo el camino libre para cualquier abuso a los derechos humanos, sin que nadie pueda hacer un seguimiento de todo ello desde el primer momento.

Entrevista a Vanesa Lozano y presentación del libro ''Hágase tu voluntad'' :: InfoSECTARISMO-RedUNE

La familia nos remite para su edición el siguiente resumen. Adjuntamos algunos documentos, en los cuales se han borrado datos confidenciales.

Sin embargo mantenemos para información preventiva y para recabar información complementaria desde Colombia,al supuesto abogado y responsable de la asociación.

El día  25/02/2021, Una niña de 15 años  desaparece de su domicilio en Pamplona. Tras la denuncia de desaparición realizada por sus padres en comisaría, al día siguiente fue localizada por la guardia civil en un pueblo de la provincia de Granada, en casa de la familia de su "novio", que vino, junto con su madre, a buscar a la niña a Pamplona y se la llevaron a Granada.

Cuando los padres de la niña se dirigían al cuartel de la Guardia Civil de Granada capital donde la habían trasladado, les llamó un guardia civil para avisarles de que no valía la pena que fueran a buscarle porque la niña había declarado que sufría malos tratos en su hogar, y no podían ni verla ni mucho menos volver con ella a Pamplona. Los padres decidieron volver a Pamplona y denunciar los hechos en Comisaría de Pamplona. La niña fue trasladada a un centro de menores de Granada capital, donde pasó los 5 primeros días aislada por protocolo COVID e incomunicada por política del centro.

Los padres de la niña denunciaron el hecho en la Agencia de Protección de Menores del Gobierno de Navarra, y se iniciaron los trámites para trasladar a la niña a Navarra.

El jueves  04/03/2021, el padre de la niña fue autorizado a recoger a la niña en el centro de menores de Granada para trasladarle al centro de menores de Ilundain en Navarra, cosa que realizó al día siguiente. La niña pasó unos 10 días en el centro de Ilundain, antes de ser trasladada al centro de menores de Zizur, donde se encuentra a día de hoy.

La historia comenzó con una conexión por videoconferencia de la niña, a través de la aplicación Omegle, con un niño de Granada que dijo tener 15 años, allá por los meses de abril o mayo de 2020, durante el confinamiento. Al principio todo parecía normal, el niño parecía muy simpático  y tanto el padre como la madre de la niña participaban en algunas de las conexiones de los niños, conversando y bromeando. Poco a poco, las conexiones fueron haciéndose cada vez más frecuentes y más largas, hasta el punto de pasar noches enteras conectados. Los padres empezaron a escuchar conversaciones preocupantes, como comentarios violentos por parte del niño de Granada y comportamientos extraños por parte de la niña de Pamplona.

Cuando los padres de la niña quisieron al menos limitar los horarios de conexión, puesto que su intención era cortar una relación que consideraban enfermiza, el tema ya se les había ido de las manos, ya que la niña estaba entregada en cuerpo y alma a su "novio de Granada" y a la familia de su "novio de Granada". Cuando la madre de la niña advirtió al niño de Granada de que al ser la niña de Pamplona menor de edad, aquellas conexiones por la mañana, por la tarde y por la noche, podían ser denunciables, parece ser que el niño de Granada junto con su madre comenzaron a planear la fuga de la niña, hecho que llevaron a cabo el día  25/02/2021, en pleno cierre perimetral.

La niña se ha adaptado perfectamente en los tres centros de menores en los que ha estado, y gracias a su buen comportamiento, ha ido consiguiendo privilegios en forma de minutos de conexión a redes sociales y llamadas telefónicas, y los contactos de la niña han sido dirigidos sistemáticamente a su "novio de Granada" y a la familia de su "novio de Granada".

A día de hoy, la niña tiene cada vez más libertades, y el miedo y la preocupación de sus padres es que vuelva a fugarse con aquella familia de la que todo el mundo le desaconseja que tenga la menor relación, incluidos padres, amigos, familiares, policía, educadores, directores de centros de menores, técnicos de la Agencia de Protección de Menores del Gobierno de Navarra..., ya que la sospecha general es que la familia de Granada quiere utilizar a la niña con fines lucrativos.

A día de hoy, la niña continúa firme en su determinación de querer vivir con su "novio de Granada", y de momento, el Gobierno de Navarra no termina de adoptar las medidas necesarias para corregir este comportamiento.

​​​​​​​

La familia de la menor recibe el mismo  día de su desaparición  por parte de la familia granadina  , a través de su "abogado internacional" Enrique Facundo, que al parecer actúa en representación de dicha familia y de la asociación Mar de Oro, un correo personal.(Adjuntos dicha documentación).

Este mismo correo se remite al Ayuntamiento de Pamplona, y a un correo de una supuesta Comisión Internacional de Derechos Humanos, a la que al parecer pertenece el abogado Enrique Facundo, en el que se acusa a los padres de la niña de darle patadas, puñetazos, infligir castigos de hasta 3 días sin comer, torturarla a diario y provocarle deformaciones psicológicas desde los 3 años de edad, ya que supuestamente la niña les había pedido ayuda para ser liberada de esa tortura sufrida de manera continuada en el tiempo.

La familia de la menor recibe el mismo  día de su desaparición  por parte de la familia granadina  , a través de su "abogado internacional" Enrique Facundo, que al parecer actúa en representación de dicha familia y de la asociación Mar de Oro, un correo personal.(Adjuntos dicha documentación).

Este mismo correo se remite al Ayuntamiento de Pamplona, y a un correo de una supuesta Comisión Internacional de Derechos Humanos, a la que al parecer pertenece el abogado Enrique Facundo, en el que se acusa a los padres de la niña de darle patadas, puñetazos, infligir castigos de hasta 3 días sin comer, torturarla a diario y provocarle deformaciones psicológicas desde los 3 años de edad, ya que supuestamente la niña les había pedido ayuda para ser liberada de esa tortura sufrida de manera continuada en el tiempo.Este correo hace referencia a la Madre Tierra y a la Ley de Derecho Natural, entre otros comentarios delirantes.

 

El día  10/03/2021, los padres de la niña reciben un segundo correo electrónico remitido por Enrique Facundo, en el que pide  A LA GUARDIA CIVIL, "0" TOLERANCIA A VISITAS A UN HOGAR, DOMICILIO EN JURISDICCION Y PROTECCION DE LA LEY REAL, LEY NATURAL, Y SUS TRIBUBALES INTERNACIONALES DE JUSTICIA NATURAL, POR ENDE SE A INVOCADO UNA HABEAS CORPUS... y más cosas incomprensibles por el estilo.

 Todo ello a consecuencia de la segunda visita que la Guardia Civil de Granada realizó a adicha familia, a requerimiento de la Policía Nacional de Pamplona, para solicitar la devolución del D.N.I. y las pertenencias de la niña de Pamplona, petición que la familia de Granada se negó a cumplir, nadie sabe con qué derecho (a no ser el Derecho Natural  proclamado por el "abogado internacional" Enrique Facundo)

Vacío legal en el Código Penal

En  el caso  de Patricia Aguilar que al comienzo hemos relatado,no se daba cuenta entonces de lo que sucedía porque cuando estás en contacto con un grupo coercitivo o sectario «no hay nada más», «vives atrapada en un submundo con cosas que no son reales» y «te convencen de que todo lo que hay fuera es malo», incluida la familia.

El libro 'Hágase tu voluntad'de la periodista Vanesa Lozano es un alegato para cubrir el vacío legal que ata de pies y manos a la Justicia y a la Policía mediante el reconocimiento de la figura delictiva de la persuasión coercitiva.

Patricia Aguilar y su familia defienden que esta figura debería quedar recogida en el Código Penal dado que «los delitos de incitación al abandono del domicilio familiar de un menor son tan leves que no compensa hallar a una persona al otro lado del mundo».

«Todos somos susceptibles de caer en una  red sectaria, y la peculiaridad de el caso  de Patricia Aguilar  es que nunca ha habido uno documentado de principio a fin como este», según Lozano, que destaca la «generosidad» de Patricia por «abrirse en canal» en las páginas del libro para prevenir a nuevas víctimas de este tipo delincuentes.

POR ELLO DESDE REDUNE SOLICITAMOS A LAS INSTITUCIONES PERTINENTES ACTUAR SIN MÁS DILACIONES,ANTES DE QUE SEA TARDE.

 

Desde Granada con la cobertura de una entidad sectaria colombiana, captan a una menor en Pamplona.

 CONTAMOS CON EL SUPUESTO PODER NOTARIAL DE HECHO.

https://drive.google.com/file/d/1SKCMI5d_XczQY4W6QQ0DnECKrOj63FGp/view

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

x 05/17/2021 17:57

https://www.itnj.org/

Personnaly © 2014 -  Alojado por Overblog