CORONAVIRUS Y GRUPOS SECTARIOS (DOSSIER)

  • Red de Prevención Sectaria REDUNE

 

Sectas, grupos religiosos y gurús "aprovechan" el coronavirus.

Vanesa Lozano /Luis Rendueles

 (elPeriódico)22-03-2020

 

"Como profetizó la Biblia, las epidemias son una característica de los últimos días". Este es el mensaje que se puede leer estos días en la web oficial de los Testigos de Jehová. Sus fieles (unos 110.000 en España) y cualquiera que busque respuestas en su página de las redes sociales encontrarán una lista con "las señales de los tiempos finales". Uno de esos signos, según anuncian, es que habrá "pestes, epidemias o enfermedades terribles". Es solo uno de los cientos de proclamas de corte apocalíptico que muchos movimientos religiosos, gurús y sectas están publicando en internet desde que empezó la crisis del coronavirus, según denuncian los expertos. Así entran en las casas de todos los confinados que buscan respuesta en tiempos de miedo por la pandemia.

En España hay unas 350 sectas conocidas y unas 400.000 personas adheridas a este tipo de grupos. Sin datos oficiales, estas son las cifras que ha podido recabar Luis Santamaría, miembro de la Red Iberoamericana del Estudio de las Sectas que lleva más de veinte años investigando e impartiendo cursos de formación sobre esta materia a los cuerpos policiales y el profesorado. "El miedo es el arma más poderosa para los grupos que llevan años pronosticando el fin del mundo. Ahora aprovechan esta pandemia para reforzar sus argumentos. Emplean la manipulación para atraer a personas que pasan por un momento de vulnerabilidad, pero es que ahora, con lo que estamos viviendo, ¿quién no es vulnerable?". Este experto lo tiene claro: "Ante la incertidumbre, estos grupos se presentan como el arca de Noé, solo dentro de ellos estás salvado. Te dicen: o con nosotros o con la muerte", explica Santamaría.

"La redención está cerca"

La Iglesia Adventista del Séptimo Día, un movimiento religioso nacido en Estados Unidos en el siglo XIX defiende la inminencia de la "segunda venida de Cristo". Estos días también hace un llamamiento a sus fieles en varios artículos publicados en su web sobre el Covid-19, una pandemia que interpretan como "un anticipo de lo que vendrá": "Gracias a la experiencia del coronavirus, estamos viendo que los últimos acontecimientos pueden ser rápidos. Que aquello que parecía una utopía, puede darse de forma rápida y que realmente nuestra redención esta cerca. Que todo esto nos haga buscar a Dios intensamente".

Este movimiento, que aglutina a unos 16.000 fieles en nuestro país y, según las investigaciones de Santamaría, posee una importante red de asociaciones y organismos en el ámbito de la salud y la educación, interpreta así la crisis del coronavirus y el estado de alarma decretado por el Gobierno: "Las amenazas biológicas, sociales, políticas, financieras, ecológicas y naturales están creando una conciencia social psicótica que necesita de orden en medios del caos. La angustia y la desazón está ganando los corazones y están dejando abierta la puerta para el autoritarismo extremo donde las libertades individuales serán coartadas en nombre del orden general".

EL PERIÓDICO se ha puesto en contacto con la Iglesia Adventista para recabar su versión. Su presidente en España, Óscar López, reconoce que "dentro de la iglesia hay ciertos sectores que tienden al sensacionalismo. La segunda venida de Jesús forma parte del ADN adventista. Si crees que Cristo va a venir y deseas que venga porque entiendes que con su venida, la muerte, la enfermedad… pasarán, cuando llega una crisis de este tipo y afecta a tu familia de alguna forma te aferras más a la promesa y esperas que sea la última crisis que tengas que vivir antes de que él venga".

No obstante, López asegura que la postura vertida en algunos de los artículos de opinión publicados en su web "no es la mayoritaria ni la oficial de la iglesia" y que están intentando que "esas interpretaciones conspiracionistas no afecten a nuestra gente más sensible, como nuestros jóvenes y la gente mayor. La crisis pasara y hasta que pase no queremos formar parte del problema, sino de la solución". Y añade: "Controlar las opiniones dentro de nuestra confesión equivaldría justamente lo que dicen que somos, una secta. En nuestra iglesia uno entra y sale cuando quiere e interpreta como quiere".

Por su parte, el portavoz de Testigos de Jehová en Madrid, Aníbal Matos, se desmarca de los expertos que "aprovechan el momento para señalar a nuestra confesión" y "nos acusan de estar frotándonos las manos ante una situación tan lamentable pensando que esto es el fin, es un insulto a la inteligencia y a la moral cristiana". Añade que "El artículo de nuestra web tiene que ver con las señales del fin del sistema, no del planeta. Y no hemos inventado nada, está en la Biblia. El artículo de nuestra web tiene que ver con el capítulo 24 del evangelio según San Mateo sobre las señales del fin de las que habló Jesús. Una de ellas son las epidemias en general, pero ni Jesús ni nosotros hablamos del coronavirus".

Los exadeptos, más vulnerables

El psicólogo José Miguel Cuevas fue el precursor del primer servicio público de terapia para víctimas de sectas en España, en colaboración con el Ayuntamiento de Marbella. Allí lleva diecisiete años atendiendo a pacientes que escapan de esta problemática y a familias que tienen a algún miembro dentro de un grupo.

Cuevas alerta de que crisis como la del coronavirus sirven a muchos líderes de la "persuasión coercitiva" para captar nuevos adeptos, pero también para retener a personas que ya están dentro o incluso para recuperar a los que consiguieron abandonar el grupo: "He tenido pacientes que llevaban tiempo fuera del grupo, pero ante catástrofes o crisis similares a esta, han vuelto a dudar: ¿y si lo que decían era verdad?".

"El abuso psicológico que emplean los líderes sectarios es muy invasivo", avisa el doctor. Además de los exadeptos, personas con patologías previas que pueden tener especial miedo a contraer el Covid-19 o gente que tiene algún familiar infectado forman parte del grupo "más vulnerable" a los mensajes que estos días se están haciendo virales en internet.

Cuevas recuerda cómo tras los atentados del 11-S en Estados Unidos y los del 11-M en España muchos exadeptos de sectas volvieron a ellas en busca de un "lugar seguro" donde afrontar el miedo. También, cómo algunos de sus pacientes vieron agravados sus problemas en 2012, cuando se extendió la supuesta profecía maya de que en diciembre de ese año el mundo llegaría a su fin: "Supuestamente iba a producirse una glaciación. Recuerdo a uno de esos adeptos, un estudiante que salió a comprar ropa de abrigo en pleno agosto, otros salían a hacer acopio de baterías solares y cosas de ese tipo para suministrar electricidad en el nuevo mundo".

 

Sectas 2.0

Los expertos  llevan años advirtiendo de que ya no hace falta "estar en comuna" para "cazar o controlar adeptos", porque las sectas 2.0 se cuelan en casa a través del ordenador, del móvil o de la tablet. Lo sabe bien Noelia Bru. Su prima, Patricia Aguilar, fue captada por internet desde los 16 años y convencida por su gurú, Félix Steven Manriqueahora condenado a 20 años de prisión, para que abandonara a su familia en Elche (Alicante) y viajara con él a Perú. Fue rescatada de la selva un año y medio después. Con ella estaba el bebé que había tenido con el líder de la secta.

"Esta gente está en todas partes y este es el momento perfecto para pescar, porque estamos todos confinados en casa y conectados a internet en busca de respuestas permanentemente. Y sí, hay que quedarse en casa, pero cuidado con quién dejas entrar en tu ordenador. Nosotros sabemos que esta crisis va a acabar y ellos también, por mucho que vendan el fin del mundo, pero por el camino reclutan a gente desconcertada", avisa Bru.

El grupo 'Pronósticos de sismos y tsunamis nivel mundial', con 554.923 seguidores en Facebook, ha colgado estos días varios vídeos donde supuestamente se observa a ciudadanos chinos chillando desde los balcones de sus casas con el siguiente mensaje: "Apocalipsis en Wuhan. Por la noche se escuchan gritos de personas al no poder salir de sus hogares por causa del coronavirus. Lo mismo puede pasar en sus países".

Ayahuasca y kambó frente al virus

También algunas empresas de venta de ayahuasca, una sustancia alucinógena y de cuyo peligro para la salud han advertido numerosos expertos, difunden mensajes a propósito del coronavirus: "¡Coronavirus, te acepto. Sí, gracias, bienvenido!". Este es uno de los títulos que pueden leerse en el blog de Alberto Varela, alojado en la web de Inner Mastery, un grupo que "funciona internamente como una secta, según cuentan sus exadeptos", explica Luis Santamaría. El blog recomienda tomar ayahuasca y otros remedios naturales para "protegernos físicamente y aumentar nuestra inmunidad" contra el coronavirus e incluso asegura que el kambó (veneno de sapo), "apoya la recuperación, proveyendo al cuerpo de mejor munición frente a los efectos y síntomas del virus en sí".

Noelia, la prima de Patricia Aguilar ayuda desde la asociación RedUNE a personas que, como su prima, han conseguido escapar de una secta y también a sus familias, a quienes ofrece un consejo: "No se confíen pensando que como la persona ya ha salido del grupo, todo está superado. Estos días, es recomendable estar muy pendientes de ellos y promover conversaciones y charlas que fomenten su pensamiento crítico y racional". Y concluye: "Nadie está libre de caer en redes sectarias. Si media España ha pasado días pensando que los infectados de coronavirus pueden empeorar si toman ibuprofeno… todos podemos acabar creyendo en cualquier cosa".

Los que se aprovechan del coronavirus: sectas, gurús y pseudoterapeutas

Miguel Pastorino | Mar 22, 2020 Aleteia

 

La Organización Mundial de la Salud está colaborando estrechamente con expertos mundiales, gobiernos y asociados para ampliar los conocimientos científicos sobre el nuevo virus, asesorando a los países y a las personas sobre las medidas para protegerse y prevenir la propagación del Corvid-19, a la vez que las autoridades sanitarias de los países afectados están tomando medidas basadas en la evidencia científica y los ciudadanos en general han mostrado un positivo rostro de solidaridad y responsabilidad con el bien común.

La opción por el autoaislamiento y seguir los cuidados recomendados en medio de la crisis está mostrando un rostro de solidaridad y fraternidad que no lo paraliza el miedo, sino que nos compromete en gestos cotidianos con una actitud de colaboración responsable.  Pero no todos lo viven de esta manera, ya que todos los grupos, sean religiosos o no, que tienen un discurso apocalíptico, que alimentan teorías conspirativas, fomentan el miedo y la búsqueda de salidas irracionales a la crisis.

A esto se le agrega el incontable número de pseudoterapeutas y gurúes de moda que enseñan a la gente recetas “mágicas” para no contagiarse, desestimando el seguimiento de las recomendaciones sanitarias y sembrando la sospecha sobre las ciencias biomédicas.

Como en cada epidemia, catástrofe natural, crisis social o económica, aparecen las sectas y los “profetas del fin del mundo” avisando que “ya estaba escrito” y que “estos son los signos de que se acerca el fin”.

Además, ahora pueden amplificarse a través de las redes sociales llegando a un público impensable hace tan solo unas décadas. Mencionaremos brevemente las tendencias que más se han visto durante estos días: fundamentalistas bíblicos, paranoicos de las conspiraciones y gurús del pensamiento mágico.

Fundamentalistas bíblicos y falsas profecías

Iglesias neopentecostales en Brasil “ungían” a los fieles con aceite “consagrado por Jesucristo” que “inmuniza contra el Coronavirus” o invitaban a celebraciones del estilo “El poder de Dios contra el coronavirus”. 

Otros grupos comenzaron a retomar textos bíblicos sobre el fin de los tiempos donde hay alusiones a que sobrevendrán pestes, así como también guerras, hambrunas y grandes terremotos. Lo cierto es que en cada siglo hemos tenido alguna que otra epidemia, más de una catástrofe natural, guerras y hambre.

Pero cuando la gente está desesperada y con miedo a un futuro incierto, aparece la prédica que interpreta el presente y problemas nada extraordinarios, pero con las mismas imágenes simbólicas y genéricas que podrían interpretarse cualquier calamidad.

Cualquier cosa puede usarse cómo símbolo para encontrar coincidencias, hasta se lo han atribuido a una profecía de Nostradamus. También en el campo de la astrología, donde algunos pretenden predecir cómo seguirá la situación según la influencia de los planetas, o quienes bajo supuestas interpretaciones de calendarios antiguos estaríamos cerca del fin.  En estos días uno podría coleccionar profecías y anuncios de la llegada del Corona Virus.

Paranoicos de las teorías conspirativas

No faltaron en las redes sociales quienes ofrecían contar “la verdad” sobre el virus y comienzan a aparecer los “Iluminatti”, “Los amos del mundo”, “El Vaticano”, “La Masonería” y un sinfín de supuestos culpables que en un plan de reducción de la población mundial serían los creadores del virus.

A esto se le agregan relatos con teorías extraterrestres, profecías, y hasta un supuesto programa de los Simpson que en realidad era un montaje que circuló por redes sociales “profetizando” la llegada del virus.

La inmanejable cantidad de información falsa que circula en las redes sociales, sobre los temas más variados, permite que se llene de contenidos delirantes presentados como la última investigación científica o la revelación de un secreto que “los poderosos del mundo” no quieren que se sepa. Y es que son muy seductoras las teorías conspiratorias porque nos simplifican la complejidad de los problemas, ya que siempre hay un enemigo poderoso que tiene un plan detallado que está llevando adelante y así todo tiene sentido.

Lo más aburrido para los “conspiranoicos” es la verdad, porque es siempre más compleja que las teorías de “buenos y malos” y seguro menos atractiva para contar.

 

Los gurús del pensamiento mágico.

En el ambiente New Age y sus derivados, son incontables las personas que predican contra la medicina y que optemos por frenar el virus con ejercicios de meditación y pensamientos positivos, evitando así el contagio “gracias al poder de la mente”.

Incluso los que enseñan la teoría pseudocientífica y mágica de la llamada “Ley de atracción”, pretenden que si uno se enferma es porque de alguna manera se buscó la enfermedad, ya que cada uno es quien crea su propia realidad. 

La desesperación de las personas para protegerse los hace un blanco fácil de los manipuladores de turno que aprovechan la vulnerabilidad de una situación crítica para ofrecer recetas mágicas.

En este tipo de literatura o conferencias se alimenta la desconfianza en los tratamientos médicos y se prometen “secretos” que vencen cualquier mal, porque en general enseñan que todos los problemas vienen solamente de nuestros pensamientos o de un desequilibrio de nuestro mundo emocional, incluso un virus. ¡Así de simple! ¡Así de absurdo!

La crisis como oportunidad

Una crisis como la que estamos viviendo es una auténtica oportunidad. A nadie le es ajeno que las situaciones de vulnerabilidad, el miedo y la inseguridad nos convierten en posibles víctimas de manipuladores que venden recetas mágicas e irracionales. No es casualidad que las sectas más controvertidas hayan surgido siempre en tiempos de crisis social y económica.

Pero también es una gran oportunidad para fomentar el pensamiento crítico y la responsabilidad social con los temas sanitarios, valorando mucho más el trabajo de los profesionales de la salud.

La crisis se ha convertido también en una oportunidad Lo más aburrido para los “conspiranoicos” es la verdad, De hecho, la ciudadanía de varios países afectados ha mostrado con gran calidad humana que en una cultura que promueve el individualismo narcisista, la llegada de una pandemia es capaz de despertar también solidaridad y conciencia del bien común, del cuidado mutuo.

Muchos comenzaron a hablar de que compartimos el mismo mundo, de la “casa común”, en la que todos importan y donde aprendemos cuan responsables somos del bien de los demás, aunque no siempre lo tengamos presente. Y es que en crisis como estas es cuando redescubrimos que, como seres humanos, es más lo que nos une que lo que nos separa.

 

 

 

Coronavirus: Las sectas ya anuncian el fin del mundo  

“La cuenta atrás ha comenzado"

Pedro del Corral | 16 Marzo 2020 MADRID (la Razón)

El día que Remedios se enteró del fallecimiento por coronavirus de la primera persona en España, supo que todo el país iba a empezar a tambalearse. Corría un 13 de febrero y, aunque la alarma sobre una posible pandemia aún era tímida, el nerviosismo se apoderó de ella casi de inmediato. Llevaba un par de días con dolor de cabeza, tos seca y dificultad para respirar, pero no le quiso dar la mayor importancia. “Tampoco se lo dije a nadie, no quería preocupar a la familia”, dice esta mujer de 47 años, que prefiere utilizar un nombre ficticio. “Pero cuando empezaron a aumentar los casos, me preocupé de verdad y se lo conté a un amigo”. Éste le habló de un grupo que, a través de técnicas espirituales y productos propios, podría curarle el COVID-19 para el que nadie, hasta el momento, ha encontrado ninguna vacuna.

Lo pensó detenidamente. Ella no cree en ningún dogma, pero la situación superaba esa barrera mental. “Les mandé un mensaje a través de Facebook, pero no recibí ninguna respuesta”, cuenta por teléfono desde Toledo. Si bien, a los pocos días, los síntomas desaparecieron y pudo recuperar la tranquilidad perdida, su caso pone sobre la mesa una realidad cada vez más común: la de las sectas que se aprovechan de las debilidades de las personas, prometiendo curas inexistentes y anunciando el fin de mundo inminente. En España, existen en torno a 250 y todas se presentan como grupos religiosos, esotéricos, de crecimiento personal, de corte humanitario o fi losófico. De ellas, un porcentaje pequeño se expone en las redes sociales con capciosos mensajes que tienen un claro objetivo: captar fieles a toda costa. Especialmente, ahora que el coronavirus ha despertado un estado de nerviosismo generalizado y ha dejado, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, 6.392 casos y 197 muertes en todo el territorio nacional.

 

“Hermanos, el coronavirus es una señal del fin del mundo. Estemos listos porque Cristo ya viene a recoger a su Iglesia”, recoge una publicación en Twitter. “Tenemos que estar unidos y rezarle al mismo Dios. Os esperamos”, dice otra en Facebook. Sus titulares son grupos que, desde la clandestinidad, mandan preceptos a personas que viven momentos de inseguridad social y personal, prometiéndoles una solución fácil y directa a cualquiera de sus problemas. Lo hacen a través de la red o enviados especiales para no levantar sospechas. Como en el caso de Remedios. “Una de las premisas de estos grupos es, precisamente, transmitir miedo: les repiten una y otra vez que fuera está lo contagioso, lo malo, lo peligroso”, sostiene Miguel Perlado, psicoterapeuta especialista en relaciones sectarias. “Esta nueva enfermedad resulta pura gasolina para ellos. Se trata de un fuerte estímulo para amenazar más a sus miembros e infundírselo a quienes aún no forman parte de su comunidad”.

El caso más impactante tuvo lugar en Brasil hace tan sólo dos semanas. Las autoridades del país abrieron una investigación contra la iglesia Catedral Global del Espíritu Santo, autodenominada Casa de los Milagros, que promocionó uno de sus cultos con la promesa de proteger a sus fieles contra el COVID-19. A través de un llamativo panfleto anunció: “El poder de Dios contra el coronavirus”, prometiendo la unción de un “aceite consagrado en el ayuno” para “inmunizar contra cualquier enfermedad”. “Estos mensajes constituyen la mejor forma de reivindicar los preceptos que siempre han defendido y de asegurarse que todos los siguen compartiendo”, explica Susana Roelas, experta en manipulación psicológica. “Si durante meses no paran de decirte que algo malo va a venir y, de repente, tiene lugar esta pandemia, te acabas creyendo aún más sus falsas promesas. Así, rápidamente, se convierten en tu única referencia y dejas de creer en organismos públicos”. Algo que, en mucha menor medida, también ocurre en España.

LA RAZÓN ha intentado ponerse en contacto sin éxito con la Iglesia Universal del Reino de Dios, una secta conocida por utilizar amuletos mágicos en sus cultos para curar diferentes patologías. Entre ellos, la rosa milagrosa, la sal bendecida por el Espírito Santo, el agua del río Jordán, el aceite milagroso de Israel o las piedras de la tumba de Jesús. También, con El Sol Se Apaga, un grupo de tintes apocalípticos que asegura por WhatsApp que “la cuenta atrás ya ha comenzado”: “No queremos que os engañen, esto se acaba”. “Los líderes sectarios se creen seres especiales con cualidades superiores y así se lo inculcan a sus seguidores. Son muy hábiles para 'demostrar’ que lo que dicen los Gobiernos y los médicos es falso. Se venden como los únicos veraces y altruistas benefactores de la humanidad", asegura Luis Santamaría, investigador y miembro de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES). “Después del 11S, todas las personas que habían dejado sus sectas de forma voluntaria, tras ese momento de terror, regresaron. Por lo que ahora vivimos un escenario propicio para que eso vuelva a suceder”.

 

300 euros por la supuesta cura.

Hay algunos casos en los que ese secretísimo tan característico apenas existe. Es el caso de gurús que ya han roto esa barrera y han aparecido en televisión para vender sus respectivos productos. Jim Bakker es uno de ellos: este evangelista americano promete curar esta enfermedad con su líquido de 300 dólares. Ni más ni menos. “Dios me ha hablado para contarme lo que va a pasar. Realmente, creo que Donald Trump es un regalo del cielo para darnos prosperidad”, mantuvo durante una entrevista en el programa Now this. Algo similar a las estrambóticas ideas que también vende el español Josep Pàmies en su canal de YouTube. “Con el MMS –una sustancia prohibida para el uso médico, pero no para su venta como desinfectante– solucionamos el coronavirus en pocos días”, subrayó este payés leridano conocido por su defensa de los tratamientos pseudocientíficos en un vídeo que ya ha sido eliminando de la plataforma y en donde también habló de los poderes curativos de la artemisia annua o seta reishi.

El ‘reloj del Apocalipsis’ se acelera: quedan sólo 100 segundos

Un grupo de científicos de la Universidad de Chicago (Estados Unidos) crearon, en 1947, un reloj imaginario que señalaba lo cerca que se encontraba la humanidad del “Juicio Final”. Desde entonces, los científicos (entre los que se encuentran 13 premios Nobel) se reúnen anualmente para “ajustar la hora” teniendo en cuenta el escenario político, económico y social del mundo. Sus predicciones marcan la probabilidad de una catástrofe causada por el hombre, analiza los riesgos a los que se enfrenta el planeta y determina lo cerca que está el final de la humanidad. Este año, el artefacto se sitúa a menos de dos minutos del Apocalipsis (100 segundos), el punto más cercano desde su fundación. Algo que el coronavirus puede acelerar. “Encaramos ahora una verdadera emergencia, un estado de los asuntos globales realmente inaceptable que ha eliminado cualquier margen de error o retraso", explicó Rachel Bronson, presidenta del Boletín de los Científicos Atómicos. Este tiempo tan sólo se había igualado en 1953, cuando Estados Unidos y la Unión Soviética probaron las bombas de hidrógeno

El coronavirus: las sectas se aprovechan

de la epidemia del miedo

Portaluz. Luis Santamaría del Río    

La pandemia del coronavirus, que ahora preocupa a todo el mundo, no sólo está siendo aprovechada por los sanadores y gurús de las pseudoterapias, que se presentan con sus pseudo soluciones “alternativas” o “naturales” al virus que está dejando cientos de miles de afectados en muchos países y una cantidad importante de muertos, que crecen día a día. Además, es un momento propicio para las sectas, ya sean grandes o pequeñas, porque la situación global contribuye a la visión dualista de la realidad en la que los líderes adoctrinan a sus adeptos: la maldad del mundo exterior y la bondad del propio grupo.

Más aún: la situación irracional de temor que se está desarrollando en algunos lugares contribuye a crear una sensación de inseguridad que refuerza la necesidad de pertenecer a una realidad que permanezca firme en medio de las incertidumbres. En el caso de que sean sectas de origen cristiano, en cuya doctrina tenga una importancia central el elemento apocalíptico, no hay duda de que el Covid-19 se presentará como una señal de que estamos viviendo los últimos tiempos. Pero también los grupos New Age y esotéricos tendrán su propia explicación para lo que está sucediendo.
 
El ejemplo de un gurú español: Miyo

Alguien que ha hecho públicas sus reflexiones sobre el coronavirus es el español Emilio Fiel (ver en imagen adjunta), líder de una secta de la década de los 80 llamada “Comunidad del Arco Iris”, reconvertida después en la Escuela Chrisgaia y que ha pasado del orientalismo a una orientación sincretista New Age con elementos chamánicos. El mismo gurú se hace llamar ahora Miyo, y tiene una palabra sobre cualquier aspecto de la vida, algo a lo que prestan mucha atención sus seguidores.

Dice Miyo que “se trata de un virus de laboratorio” y que, por tanto, “no es mortal”. Lo que verdaderamente es peligroso es “el pánico que están generando los medios y las decisiones políticas de la oscuridad para hacer descender la frecuencia vibratoria de la humanidad que se estaba elevando progresivamente hacia una conciencia más global y evolutiva”.

Como suele suceder, cobra importancia la explicación conspiranoica del gurú. En primer lugar, con una vertiente social y hasta geopolítica: “¿qué hay detrás de este asunto? Se está tratando de limitar el libre movimiento de las personas, de fortalecer el poder del estado y el control de los datos personales, además de bloquear el crecimiento económico de China”, afirma Miyo.

 

¿Solución? El pranayama yóguico

 

Pero su interpretación paranoica va más allá, al subrayar afirmaciones de índole espiritual y esotérico: “Es una acción conducida por la oscuridad para evitar el proceso de ascensión individual y planetaria en el que estamos inmersos”. Y no sólo eso: también propone su personal solución para el coronavirus: “¿Qué podemos hacer como defensa? Hacer pranayama yóguico todos los días (respiración de fuego, bastrika o fuelle, pero aún mejor kriyas de kundalini yoga en el canal central)”, además de otras recomendaciones más comunes como hacer ejercicio, pasear y tranquilizarse.


Como es natural en una visión New Age, que presupone la divinidad de todos los seres, Emilio Fiel llama a “activar diariamente su envoltura luminosa y realizar decretos desde la Presencia Yo Soy para mantener la perfección de nuestro cuerpo y la defensa contra toda fuerza negativa o depredadora”, y recomienda “mantener elevada la frecuencia del corazón”.

El gurú, que firma estos mensajes como Miyoji, se refiere en alguna ocasión a que asistimos a un “ensayo general del Apocalipsis”, habla de “la purificación por el Fuego” y asegura que con sus propuestas de sanación –entre otras, los ejercicios de respiración, el “fuego violeta”, la meditación, los decretos– “hemos evitado mucho tipo de gripes… a lo largo de varios decenios con mucho éxito”, ya que son “prácticas que defienden impecablemente nuestra integridad biológica mejor que ninguna medicina”.

Enviar amor y conciencia al virus

Porque el planteamiento alternativo de este líder sectario es claro: “el mundo no está regido por la química razonada sino por la Conciencia”, y por tanto “al virus hay que enviarle amor y conciencia para que eleve su frecuencia, él también está desorientado y no comprende la situación… Solo así disminuirá sus efectos mortíferos y finalmente será erradicado de nuestra vida”.

Además, Emilio Fiel afirma que hay personas que pueden estar totalmente tranquilas ante la pandemia, ya que “en un organismo oxigenado y alcalino (añádele un toque de alegría) nunca habrá problemas de contagio y las defensas estarán a pleno rendimiento”. O, dicho con otras palabras: “alguien en contacto con la naturaleza, feliz y enamorado, no puede ser contagiado”, un discurso parecido al de otros gurús y pseudoterapeutas.


Algo más terrible sucederá en 2020

Es entonces cuando viene la profecía que infunde temor a los seguidores del gurú: “aunque pronto llegue la calma del Coronavirus, el tiempo de bonanza no durará ni un par de meses porque un suceso global pondrá de nuevo la vida humana patas arriba, una Tormenta de gran magnitud está por llegar al planeta (mucho más poderosa que esta distracción [el coronavirus] que estamos tratando) hacia el fin de la primavera o en medio del verano”.

Como siempre, el anuncio de algo negativo –que puede producir un lógico temor– se complementa con una lectura positiva… siempre que se viva según la forma dictada por el gurú, que asegura: “los grandes cambios prometidos para el 2020 tendrán lugar transformando definitivamente nuestras vidas”.


Y anuncia: “muy atentos a las fechas que van desde el día de hoy [10 de marzo] hasta dentro de cuatro meses, en la fecha que se celebra el día del señor Santiago”, aludiendo así al 25 de julio, fiesta de este apóstol (que ocupa un lugar importante en las doctrinas de la secta, aunque sin un sentido cristiano). ¿Atentos a qué?, podemos preguntar. Y el gurú da la clave: “se acercan muchas sorpresas inesperadas y también grandes regalos a quienes no pierdan la calma en medio de la histeria general”.

Refuerzo de la manipulación sectaria

En momentos de inseguridad personal y social, muchas personas necesitan asideros, algo a lo que agarrarse... Están deseando que haya una solución fácil y directa. Y, sobre todo, si hay cualquier tipo de idea conspiranoica (por ejemplo, que el virus ha sido creado y difundido por alguien con algún interés), es muy fácil aportar una solución mágica, basada en un conocimiento especial de la realidad.

Los líderes sectarios se creen especiales, seres superiores con unas cualidades especiales, y así se lo inculcan a los seguidores. Son muy hábiles para “demostrar” que lo que dicen los gobiernos y los médicos es falso y forma parte de una conspiración, y ellos son los únicos veraces y altruistas benefactores de la humanidad

A menudo el objetivo último no es el económico, como a veces se dice. Los gurús quieren compartir y difundir su propio delirio mesiánico, y lo hacen sometiendo a sus adeptos a su capricho. No hay que olvidar que las sectas son un fenómeno de poder sobre los individuos.


 

 

La reflexión de un superviviente

Ante esta situación, hemos dialogado con una persona -cuyo anonimato resguardamos- que perteneció durante 7 años a una pequeña secta en España. Nos explica que en estos casos, dentro de las sectas es común que “el hecho de que se haya cumplido (supuestamente) la predicción de la catástrofe anunciada por el gurú generará una confianza extraordinaria en el adepto hacia el gurú”.

Después de haber salido de la secta, este superviviente comenta que allí “se nos avisó y se nos preparó y se nos entrenó para el famoso fin del mundo… iba a llegar un momento en el que se iba a terminar el mundo tal y como lo habíamos conocido”. Por ello, a la luz de todo lo que vivió, contemplando la crisis actual del coronavirus, advierte del “peligro de que todos esos gurús ahora se sientan autoafirmados y reforzados, y que esta situación les pueda servir para darle validez al mensaje y para provocar que se acentúa la fe que los miembros de los grupos tienen sobre los gurús”.

Y no sólo esto: según el ex adepto español, “la confianza es la base para que el gurú pueda comenzar el proceso de manipulación que puede desencadenar, por ejemplo,  en abuso sexual. Cuando el adepto confía plenamente en el gurú, es cuando puede comenzar el abuso sexual o cualquier otro tipo de abuso. ¿Cómo va a engañarte alguien en quien confías plenamente?”.



Entonces… ¿es cierto que tal o cual gurú acertó en su predicción? No, por supuesto que no. Estos “profetas de calamidades” (utilizando la expresión de san Juan XXIII) acostumbran a anunciar una y otra vez catástrofes, desgracias y sucesivos fines del mundo. Así ha pasado en los testigos de Jehová, por ejemplo, y en otras muchas sectas, que han dado sus fechas “especiales”. De tanto predecir sucesos, alguna vez tiene que pasar algo. Como dice el ex adepto entrevistado: “al final aciertan por cansancio”.

 

AUTENTICAS PERLAS DE LA IRRACIONALIDAD

Y EL NEGACIONISMO.

 

Mundo Consciente y Vacaciones en Gredos ante la situación provocada por el CORONAVIRUS.
En Mundo Consciente hemos puesto *toda nuestra energía* en transformar el COVID 19 en un aprendizaje de lo que podemos hacer las *personas conscientes ante las adversidades colectivas.*
Nuestro esfuerzo va en dos sentidos:
1.-Poner en práctica *todos los medios higiénicos, preventivos y de concienciación colectiva* para que todas las personas que convivimos en nuestros centros estemos *libres de contagio* del COVID 19
2.- Estamos aplicando un *programa para desarrollar el sistema Inmunológico* de nuestros residentes que les haga más resistentes al CORONAVIRUS. Como consecuencia de este programa se produce una *mejora de la salud* en general.
En estos momentos la zona de la Sierra de Gredos en ÁVILA donde tenemos nuestros centros es de las *más seguras de España* en relación al COVID19. Aunque la situación pueda variar mucho en los próximos días y los alcaldes de la zona han tomado las máximas *medidas preventivas*, en MUNDO CONSCIENTE Y VACACIONES EN GREDOS estamos poniendo toda la energía para convertir nuestras instalaciones en un *fortín ante el Coronavirus* y en desarrollar continuamente con nuestros residentes un sistema que los haga *inmunes al COVID 19.*


Pautas de acción directas para la prevención del virus COVID 19
• Facilitar 1 botella de agua para *beber cada 15 minutos* y tener siempre la boca húmeda, de esta forma el virus iría al estómago y no a los pulmones.
• Proveer de todo tipo de *infusiones calientes,* especialmente el *jengibre*, que neutralizan el virus.
• Promover los *baños de sol* en nuestras instalaciones.
• Promocionaremos la utilización de soluciones desinfectantes para hacer gárgaras, eliminando los posibles virus antes de bajar a la tráquea y luego a los pulmones.

Esta entidad es una mezcla de Comunidad de Desarrollo personal con lo que ellos denominan:

Retiro espiritual: mindfulness, yoga, meditación, tantra, terapia de pareja, trabajo corporal…  “laboratorio de relaciones humanas” donde podrás expresarte y practicar una nueva forma de relacionarte; vivir y sentir cómo es. Así, podrás y mejorar tus relaciones de pareja, familiares, laborales…

Las diversas informaciones que nos llegan de ex adeptos recomiendan no acudir a estos retiros,por el exceso gasto económico que hay que invertir,porque se realizar diversas pseudoterapias psicológicas que producen situaciones limites en personas vulnerables,Y sobre todo porque Muy Sutilmente se realizan chantajes emocionales y dinámicas abusivas con el consiguiente peligro físico y emocional

 

El divulgador catalán, en un vídeo en su canal de Youtube, recomienda el uso de varios productos sin evidencia científica como el MMS para ‘luchar’ contra el coronavirus de Wuhan. El MMS, la artemisia annua o seta reishi son algunos de los productos que, según el divulgador del canal Dulce Revolución, pueden evitar los posibles contagios.  El citado MMS es un producto cuya venta está permitida solo como desinfectante. El que el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social interpuso una denuncia ante la Fiscalía general del Estado en octubre de 2018 para todo aquél que lo promoviera con fines sanitarios o curativos. Se encuentra ilegalizado desde el año 2010 por una alerta que realizó la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps).

 

Mi formación es la siguiente, con mas de 12 años de experiencia en el campo de la sanación.
Maestra de Reiki Usui Tibetano, Reiki Egipcio, Método Melquisedec, Registros Akhásicos, Flores de Bach, Canalizadora, experta en minerales y Kundalini Yoga nivel I y nivel II ciclos y estilo de vida y relaciones conscientes.
Desde hace mas de 7 años me formé como terapeuta en Quantum Scio y es el método que utilizo en mis consultas, utilizando todo lo anterior.
Desde hace 4 años formo parte del equipo de Médicos del Cielo, actualmente soy la Vicepresidenta de la asociación y me dedico a formar los equipos por diferentes partes del mundo, y soy la Directora de los 2 equipos de Barcelona.

                            Los Medicos del Cielo y el Coronavirus

              Somos un grupo de sanadores que trabajamos bajo las directrices de unos seres celestiales, de alto nivel, que se hacen llamar Médicos del Cielo.  Ellos, (los médicos), llevan trabajando con el planeta Tierra desde que se ha formado.Su misión es ayudar a la humanidad sanarse y elevarse.  En este tiempo tan importante de cambio planetario los Médicos del Cielo están tomando un rol de protagonismo.  En esta web vamos a exponer los varios proyectos que ellos quieren desarrollar, para el bien del planeta y para fomentar el «cambio» de era.Nosotros como sanadores ya llevamos más de viente y cinco años trabajando con ellos detrás del telón.  Ahora toca dar la cara y que otros se suman al trabajo del «cambio».  ¿Te apuntas?

 

Sanación Kármica con Péndulo Hebreo(Mar Tejeda)

Esta estafadora,farsante y comediante charlatana,que va dejando por donde pasa auténticos problemas en muchas familias,derivados de sus pseudoterapias y dinámicas abusivas en muchos de sus adeptos.Nos presenta un método infalible:

"El Péndulo Hebreo trabaja sobre tu cuerpo electro-magnético (áura) y los vórtices energéticos, re-equilibrando con armonía todo tu ser.

Es una herramienta maravillosa para la sanación física, emocional, mental y espiritual de cualquier índole pues permite diagnosticar y aplicar el tratamiento adecuado en el momento"

 PIRAMICASA: Gabriel Silva

Sobre el coronavirus y el Efecto Piramidal, desde ya que no hay riesgo de ninguna clase para una usuario de Piramicama o Piramicasa. No hay ni un solo caso de gripe ni resfriado largo en ningún usuario desde 2001 que comenzamos esta aventura piramidal. Y ya son más de ocho mil. 
Pero la cosa va más allá y muy lejos: NO EXISTE EL CORONAVIRUS. Y aunque rompa esquemas a los menos informados, NO EXISTE NINGÚN VIRUS. Es una maniobra política internacional que tienen bastante resumida en esta web:

 

Comunicado del grupo STOP VACUNA,en relación al SARS-CoV-2

Puesto que partimos de la base de que la Teoría Microbiana de la Enfermedad (también llamada de la Infección), en la que se basa la hipótesis de los supuestos contagios y pandemias, es una interpretación errónea de la realidad biológica, sabemos que los virus y las bacterias no son los causantes de nada, por ellos mismos.

Lo que puede parecer una rápida infección o contagio podría ser causado también por otras causas como un envenenamiento o intoxicación (contaminación ambiental o electromagnética, 5G, uso de pesticidas en agricultura, polución, iatrogenia, etc.) o por el efecto nocebo provocado por el pánico.

Están las Redes Sociales plagadas de virus de irracionalidad y fanatismo.En un mundo globalizado el negacionismo del CORONAVIRUS nos invade.Bulos tan dañinos o mas que el COVI-19 entran sin permiso en nuestro medios telematicos.

Grupos con claras derivas sectarias,desde comunidades religiosas ,variados "métodos infalibles" ,centros de "desarrollo personal" y conspiracionistas por doquier con total impunidad sin que las fuerzas policiales actúen ,se están aprovechando del miedo y vulnerabilidad de miles de personas.Desde RedUNE solicitamos a la ciudadanía española COLABORACIÓN,para poder denunciar donde corresponda a todos esta mafias que van contra la Salud Publica.Guardaremos escrupulosamente la confidencialidad de la información.

JUANTXO DOMINGUEZ

Presidente de RedUNE

http://www.redune.org.es

Remitir a: alerta.nuevas.terapias@gmail.com

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Coronatimo 08/16/2020 19:33

Se te olvido la más peligrosa la tuya la secta de las mascarillas.
El virus no existe bobo.

Po 06/23/2020 14:23


location.href="https://www.google.es";

Personnaly © 2014 -  Alojado por Overblog