El ex presidente español Felipe González participa en un evento mundial de la SECTA MOON( Iglesia de la Unificación).

  • Red de Prevención Sectaria REDUNE

[En la fotografía que ilustra la noticia, tomada de La Verdad de Ceuta, puede verse al antiguo mandatario español justo detrás de la viuda de Moon y actual líder de la secta.]

 

Recientemente la "secta Moon" celebro una ceremonia masiva de bodas que tuvo lugar en Corea del Sur, el pasado 7 de febrero, en la que participaron 6.000 parejas acordadas por la Iglesia de la Unificación, fundada por el ya fallecido reverendo Moon. La celebración, dirigida por su viuda, tuvo lugar precisamente en el contexto de los actos del centenario de Sun Myung Moon (1920-2012).

Lo más destacado de la conmemoración Cumbre Mundial 2020 de la Federación por la Paz Universal (UPF World Summit 2020), que ha reunido a 3.500 personas de todo el mundo entre el 2 y el 8 de febrero, según la organización.

Algunos medios de comunicación se han hecho eco de la participación de diversas personalidades de sus países respectivos, y otros medios han divulgado comunicados de prensa emitidos por los propios organizadores del evento, de la conocida popularmente como “secta Moon”, ahora tras el nombre de la Federación de Familias para la Paz y la Unificación Mundial.

Entre los españoles, Felipe González

Según informa La Verdad de Ceuta, la delegación española estuvo formada por 5 personas entre las cuales se encontraba el sacerdote hindú ceutí y presidente de la Federación Hindú de España Juan Carlos Ramchandani (Krishna Kripa Dasa) quien fue invitado con todos los gastos pagados por la organización y que participó de forma activa en todas las actividades programadas.

En la sesión inaugural participó, entre otros antiguos jefes de Estado y de Gobierno, Felipe González, que fue presidente del Gobierno de España entre 1982 y 1996. También estaban presentes el ex presidente de Nigeria, Goodluck Jonathan; el ex presidente de Guatemala, Jimmy Morales; el ex presidente de Mali, Dioncounda Traoré; y el ex primer ministro de Portugal y presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso.

El acto comenzó “con una bendición interreligiosa con representantes del hinduismo, budismo, cristianismo protestante y católico y el islam, según podemos leer. La bienvenida corrió a cargo del coreano Ban Ki-moon, ex secretario general de la ONU. La sesión inaugural termino con un espectáculo de música y danza de Corea y una cena para más de 4.000 comensales.

El sacerdote hindú español Juan Carlos Ramchandani relata en su crónica: “mi agradecimiento a la Federación por la Paz Universal por invitarme y organizar mi viaje y alojamiento. Agradezco muy especialmente a Armando Lozano, director de Espacio Ronda y director de UPF en España, por confiar en mí y ser uno de los pocos afortunados de nuestro país en poder asistir a esta Cumbre Mundial.

Premios a un presidente y a un obispo

Según leemos en La Vanguardia, en un comunicado remitido por PRNewswire, el 5 de febrero se entregó el Premio Sunhak de la Paz 2020, “que conmemora el centenario del fundador”, en Kintex (Ilsan, Corea del Sur). Fue otorgado a Macky Sall, presidente de Senegal desde 2012, y a Munib A. Younan, obispo luterano emérito de Jordania y Tierra Santa, en calidad de presidente honorario internacional de Religiones por la Paz (otra entidad de la Iglesia de la Unificación).

El presidente Sall fue galardonado por haber reducido con éxito el mandato presidencial de siete a cinco años, y por haber reactivado la economía a través de políticas de transparencia, difundiendo así la democracia madura a los países vecinos del continente africano, en los que todavía abundan la dictadura de largo espectro y la pobreza.

El obispo luterano Younan fue galardonado por sus 40 años de trabajo para promover la armonía entre el judaísmo, el cristianismo, y el Islam en Oriente Medio y, en particular, para solucionar el conflicto palestino-israelí, según la información divulgada por la “secta Moon”.

Además, con motivo del centenario del reverendo Sun Myung Moon, se entregó un premio especial (Founders’ Centenary Award) al ex secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon. Éste condujo a la organización hacia la consecución de un mundo sostenible con una inquebrantable dedicación frente a los desafíos y las crisis mundiales sin precedentes, incluidos la crisis económica internacional, el cambio climático, el terrorismo y las cuestiones relacionadas con los refugiados.

A la ceremonia asistieron más de 5.000 personas, entre ellas anteriores y actuales jefes de estado y representantes de diversas organizaciones gubernamentales, académicas, sectoriales, de medios de comunicación y religiosas de todo el mundo. El premio Sunhak de la Paz se concede a personas y organizaciones que han contribuido en gran medida a la paz de las futuras generaciones y al desarrollo humano, según sus promotores.

Eventos en EE.UU. y Corea

Según otro comunicado de la secta, los miembros de la Federación de Familias para la Paz y la Unificación Mundial conmemoran el centenario de su difunto fundador, el reverendo Sun Myung Moon, y el septuagésimo séptimo cumpleaños de su esposa, la Dra. Hak Ja Han Moon.

Se han llevado a cabo celebraciones en los 50 estados de los EE.UU. y se han celebrado cinco grandes reuniones regionales el 25 de enero. Asimismo, ha tenido lugar una semana de eventos internacionales y celebraciones del 2 al 8 de febrero en la Corea natal del reverendo Moon.

Líderes religiosos y jefes de estado, actuales y anteriores, han asistido a la Cumbre Mundial 2020 de la Federación Universal de la Paz, a la celebración del centenario del reverendo Moon y a la ceremonia de bendición del matrimonio en el Centro Internacional de Exposiciones Kintex en Seúl.

Según la secta, líderes mundiales han enviado felicitaciones durante muchas décadas al reverendo Moon y a sus contribuciones para hacer una sociedad global más pacífica, incluidos Mickhail Gorbachev, Yasuhiro Nakasone, Carlos Menem, Richard Nixon, Ronald Reagon, George H. W. Bush y Barack Obama.

Desde la muerte de su esposo en 2012, la Dra. Hak Ja Han Moon, cariñosamente conocida como la Madre de la Paz, ha continuado el legado de su esposo y ha establecido una coalición de parlamentarios y líderes religiosos para crear modelos para el buen gobierno y fortalecer el diálogo interreligioso. En solo unos pocos años, ha completado dos giras mundiales y ha convertido las reuniones de ‘Peace Starts with Me’ en el evento de paz más celebrado de EE.UU.

De Cuba: masones, cristianos y artistas

Según leemos en el portal Asere, por vez primera, una representación de la sociedad civil cubana ha participado en esta cumbre. La delegación cubana ha estado conformada por masones, cristianos y artistas a quienes une la aspiración de trabajar por la libertad, la paz, la cooperación y la prosperidad.

“No hay posibilidad de establecer paz sino es a través de la creación de la paz interna en cada ser humano”, declaró José Yván Yanez Rodríguez, líder de la Federación de Familias para la Paz y la Unificación Mundial en Cuba. Para este pastor cubano, Cuba, como muchas naciones del mundo, necesita de diálogos sinceros y reales para lograr la paz tanto entre opositores y gobernantes, como entre religiosos, y entre políticos y religiosos.

De México: 8 senadores y diputados

En el medio mexicano Debate, Raymundo Riva Palacio ha desvelado que ocho legisladores, mujeres y hombres, senadores y diputados, de Morena y el PAN, además de una magistrada, emprendieron lo que denomina un viaje de ignominia a Seúl, capital de Corea del Sur. Van con todos los gastos pagados por la Federación Universal de la Paz, a la cumbre mundial 2020.

La Cumbre abordó una amplia variedad de temas durante toda la semana que no tienen que ver con las comisiones en donde participan los parlamentarios, ni se sabe qué propósito tendría para su trabajo legislativo esa participación. Quizás no saben el trasfondo de ese encuentro internacional, ni conocen las raíces de donde surgió esa Federación. Ignorarlo es una vergüenza; saberlo e ir de cualquier forma, es una afrenta.

En la lista de invitados figuran dos miembros de Morena, la diputada Lucía Meza Guzmán y el senador Ulises Murguía Soto. Por el PAN acudieron las diputadas Madeleine Bonnafoux Alcaraz, Annia Sarahí Gómez Cárdenas, Ana Paola López Birlain y Janet Melanie Murillo Chávez, junto con el diputado panista Felipe Fernando Macías Olvera. Finalmente, en la comitiva fue Graciela Guadalupe Buchanan Ortega, magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Nuevo León.

El “mesías” que fue gladiador contra el comunismo

El analista va más allá en su artículo. Comenta que el nombre con el que se bautizó la Cumbre es rimbombante, “Logrando la Paz Mundial y la Reunificación de la Península de Corea a Través de la Interdependencia, la Prosperidad Mutua y los Valores Universales”, que dice todo y a la vez no dice nada.

Pero el fondo del encuentro, deberían saberlo o explicar por qué a sabiendas asistirán, es menos altruista: conmemorar los 100 años del nacimiento de Sun Myung Moon, que significa Luna que Resplandece con el Sol, fundador de la Iglesia de la Unificación, desde donde se creó un imperio económico y político al servicio de los gobiernos más conservadores de Estados Unidos, embarcados en la destrucción de la Unión Soviética.

Moon fue en todos los sentidos un personaje de armas tomar. Tras la fundación de la Iglesia de la Unificación en 1954, construyó durante un cuarto de siglo ese imperio de ideología extremista, expandiéndose al mundo en los 80’s, cuando el autoproclamado “mesías” se convirtió en el feroz gladiador de la Guerra Fría al servicio de los gobiernos republicanos en Washington y sus aliados en Europa, Asia y América Latina. Cuando murió en 2012, su fallecimiento fue noticia mundial.

Todo un entramado empresarial y mediático

En el obituario que publicó The Guardian por su muerte, describía como en varios momentos fue propietario o controlaba una armadora de coches en China; una mina de titanio, una fábrica de armas y una empresa de industria pesada en Corea del Sur; poseía casinos, hoteles y largas extensiones de tierra en América del Sur; un hotel en Nueva York, una pescadería en Alaska, un campo de golf en California, una compañía de computadoras en Japón; una universidad en Nueva Inglaterra; periódicos en Corea del Sur, Argentina y Japón; y en Estados Unidos era propietario del periódico The Washington Times, de la agencia de noticias UPI, de la revista Insight, de una cadena de televisión por cable; una casa editorial y el periódico Tribune en Nueva York y numerosas joyerías y restaurantes.

Eran los años de gloria del imperio Moon, con acceso a los líderes que peleaban por la destrucción de la Unión Soviética, y que servía los intereses estratégicos de las fuerzas más reaccionarias de Estados Unidos, de su gobierno y los servicios de inteligencia. En América Latina entraron por Uruguay, donde gobiernos de derecha e izquierda aceptaron sus inversiones con gusto, llegando a ser conocida su capital como “Moontevideo”. En Buenos Aires lanzó un periódico semanal de adoctrinamiento, Noticias del Mundo.

The Guardian recordó en el obituario que tenía una historia documentada de una política teocrática de extrema derecha, de antisemitismo, empapado en rumores sobre abusos sexuales y que, además, había estado preso en 1982 en Estados Unidos por evasión fiscal. Todo ese pasado es la síntesis que recogen las diversas organizaciones controladas por la “secta Moon”, como fue mundialmente conocida.

 

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Tom 05/25/2020 13:14

Pero, ¿es que Felipe González ya ha perdido completamente la cabeza? ¿O es que sencillamente con lo que le pagaron se siente compensado? Como no aclare rigurosamente qué hacía ahí, quedará completamente desacreditado para el futuro.

Personnaly © 2014 -  Alojado por Overblog